<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=709369395893864&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Soft skills

Las “soft skills”: ¿por qué todas las empresas hablan de ellos?

Les
Blog > Soft skills > Las “soft skills”: ¿por qué todas las empresas hablan de ellos?

"Soft skills" es una palabra que ha estado en boca de todos los RRHH, directivos y coaches en los últimos años. Tal una revelación, los artículos sobre este término han invadido las redes sociales y los medios de comunicación. A pesar de ello, el término es a veces confuso, por lo que hemos decidido abordar este tema. ¿Es una moda o una conciencia real? Eso es lo que veremos en este artículo. Empezaremos mostrando el creciente interés por las habilidades blandas, y luego veremos lo que realmente hay detrás del término. Por último, concluiremos analizando su interés para la empresa y su aplicación en un plan de formación.


Antes de empezar, vamos a dedicar un poco de tiempo a desglosar este término que nos viene del Reino Unido. Compuestas por las palabras "soft" que quiere decir “suave” y "skills" que quiere decir “habilidades”. Las soft skills engloban todos los comportamientos que ayudan a las personas a abrirse a los demás, a trabajar en colaboración y a socializar. Si damos un paso atrás, podemos darnos cuenta de que las habilidades blandas se aprenden desde el nacimiento gracias a nuestros padres, que nos enseñan a ser educados y respetuosos con el prójimo: son los buenos modales que nos permiten vivir en sociedad.


Las soft skills son complementarias a las hard skills. Estas últimas definen todas las habilidades técnicas y especializadas, como saber soldar, programar un ordenador, etc.


Creciente interés por las soft skills


Las soft skills siempre se han valorado pero, en el ámbito profesional, sólo han pasado a primer plano recientemente. La investigación y la atención que se les presta ha aumentado drásticamente y la frecuencia de uso de la expresión "soft-skills" se ha multiplicado por 15 entre 2012 y marzo de 2019.

 

courbe soft skills google

Esta obsesión es el resultado de un cambio de mentalidad y de métodos de trabajo tradicionales con la llegada de las startups y de estilos de gestión más flexibles conocidos como Agile. Los métodos ágiles son prácticas de gestión e implementación de proyectos adoptadas inicialmente en la industria del software. Requieren una mayor interacción entre los equipos comerciales y técnicos. Estos intercambios más frecuentes son un arma de doble filo ya que los colaboradores con diferentes orígenes y formación deben aprender a adaptar su comunicación para bien (cuando los intercambios tienen éxito y conducen a un mejor producto/proyecto), pero también para mal cuando estos intercambios se convierten en un diálogo de sordos.

 

Esta tendencia es tan fuerte que las soft skills tienen ahora prioridad sobre las hard skills y son cada vez más indispensables. Según las estadísticas de la Skill Survey, el 77% de los empresarios cree que las competencias blandas son más importantes que las duras. Además, el 67% de los RRHH preferiría contratar a un empleado con fuertes habilidades blandas a pesar de tener habilidades duras más débiles que la situación contraria. Esto se debe a que las habilidades duras suelen ser sólo aplicables en un campo específico. Aunque las competencias blandas pueden aplicarse en la mayoría de las profesiones, se denominan "transferibles" y, por tanto, garantizan la adaptabilidad del empleado a nuevas situaciones. En particular, el trabajo colaborativo, la gestión de proyectos y el pensamiento crítico son cada vez más importantes y requieren empleados flexibles, asertivos y, por lo tanto, con una buena inteligencia emocional, 4 "soft-skills" a los que volveremos en la siguiente sección.

Según una encuesta realizada por Adecco Staffing USA, el 44% de los ejecutivos cree que la falta de soft skills es la mayor carencia de habilidades en la nómina de los Estados Unidos. La razón de esta opinión casi unánime es que las empresas ya han hecho grandes esfuerzos para mejorar la productividad, mientras que áreas de desarrollo como la innovación (impulsada por las habilidades blandas) están todavía lejos de ser explotadas al máximo.

 

La presencia de las soft skills como "habilidades blandas", "habilidades de comportamiento y de gestión" es, por lo tanto, una tendencia muy fuerte, pero en términos concretos ¿cómo se pueden describir? Parece que cubren una gama muy amplia y diversa que a la vez se complementan. ¿Implican estas diferencias una jerarquía?

 

¿Qué ponemos realmente detrás de las soft skills?

 

Las soft skills están a la orden del día y veremos cómo se representan. Sería imposible enumerarlas todas, pero podemos organizarlas en temas generales. A continuación encontrarán 5 ejemplos por tema, utilizando elementos de The Balance Careers:

 

02. Liste soft skills IFOP 2

Entre todas estas opciones, ¿hay soft skills que sean más populares que otras? Un estudio del IFOP (Instituto Francés de Opinión Pública) ha querido identificar las competencias blandas que más se fomentan entre los ejecutivos franceses. La encuesta reveló que la adaptabilidad, la autonomía y la cortesía son las 3 actitudes más elogiadas, con un 84%, 82% y 82% de opiniones favorables, respectivamente.

01. Liste soft skills IFOP jpg 3-min

Sin embargo, esta encuesta debe tomarse con pinzas, ya que una cualidad no es más importante que otra. Esto dependerá de la cultura de una empresa, de su sector y de las responsabilidades de un puesto. Afortunadamente, todos estos comportamientos pueden desarrollarse y dominarse, pero ¿con qué fin? 

 

¿Por qué invertir en las soft skills?

 

Según la Dirección de Animación de la Investigación, de los Estudios y de las Estadísticas (DARES, sigla en francés), más de un tercio de los contratos temporales se terminan antes de un año. Entre esta muestra, el 12,7% son el resultado de períodos de prueba no renovados. ¿Y si el responsable fuera la falta de habilidades blandas? Tanto por parte de los reclutadores como de los candidatos? Afortunadamente, esto no es algo malo en sí mismo, ya que todas estas habilidades pueden desarrollarse.

 

Acompañar a sus empleados y desarrollar sus habilidades blandas es una inversión que muchos consideran opcional. Sin embargo, es un elemento necesario para el crecimiento orgánico de una organización. De hecho, le permite :

  • Desarrollar competencias: en una sociedad cada vez más competitiva, es importante apoyar a los empleados. Podemos tomar como ejemplo el pensamiento crítico. Enseñar a los empleados a analizar una situación paso a paso en una lógica de ventajas y desventajas, y enseñarles a elaborar un informe que sea accesible para todos es una de las claves para mejorar la colaboración. Mejorando la colaboración se puede estimular la inversión personal y la innovación, generando nuevas ideas. Se trata de un efecto de bola de nieve que, a su vez, estimula otras soft skills.

  • Volverse atractivo para los jóvenes talentos: Hay muchas formas de conocer la calidad del entorno laboral de una empresa a través de sitios como Glassdoor, LinkedIn o Indeed. Por lo tanto, las empresas deben redoblar sus esfuerzos para mejorar su visibilidad y reputación entre los candidatos, así como entre los posibles clientes. Se trata de un reto esencial en la medida en que el mercado de trabajo de los ejecutivos se encuentra en situación de pleno empleo, según el INSEE (Instituto Nacional de Estadística y de Estudios Económicos). 
  • Retener los talentos: Según un estudio de TINYpulse, los empleados que no se sienten valorados tienen el doble de posibilidades de cambiar de trabajo. Según la UDEMY, casi uno de cada dos encuestados dijo haber renunciado por culpa de un mal jefe. Esto puede deberse, por ejemplo, a una mala gestión del feedback. Por último, según Employee Benefits News, una dimisión costaría el 33% del salario anual del empleado, incluyendo la formación y la inactividad causada. Así, la cultura de la empresa es la clave de la sostenibilidad y el rendimiento.

Hay muchas áreas de mejora en las que los empleados pueden centrarse. Gestión del tiempo y del estrés, resolución de problemas, trabajo en equipo. Esto, a su vez, mejora la inversión personal y la intervención en los proyectos. Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard, la Universidad de Boston y la Escuela de Negocios Ross de Michigan, los empleados seleccionados para un programa de coaching de habilidades blandas son, por lo general, un 12% más productivos que sus homólogos no formados. La estadística puede parecer baja, pero representa un retorno de la inversión del 256%.

 

¿Cómo podemos darle lugar a las soft skills en la empresa?

 

Contrariamente a las hard skills, que ya están muy desarrolladas en las empresas y cuyos conocimientos están disponibles en línea, el desarrollo de las soft skills todavía tiene un gran margen de mejora y requiere apoyo humano. Las funciones de RRHH tienen varias cartas que jugar para impulsar el desarrollo de estas habilidades, ya que son responsables de retener el talento, formar a los directivos y desarrollar a los colaboradores. Sin embargo, la puesta en marcha de un programa integral de formación en competencias blandas representa un verdadero reto logístico y un costo importante para muchas organizaciones.

 

En Simundia creemos que el coaching es la herramienta más poderosa para el desarrollo de las soft-skills. Con el fin de generalizarlo en la empresa, hemos desarrollado una plataforma de coaching breve por videoconferencia, reuniendo a más de 40 coaches independientes y acreditados. Para más información sobre este tema, consulte nuestros siguientes artículos:

 

En definitiva, la importancia de las soft skills es algo más que una moda, es una realidad que está tomando forma en las empresas de manera operativa.  Estas competencias representan un verdadero reto para el siglo XXI al permitir fuertes ganancias de productividad e innovación, a través de un mayor compromiso y realización de los colaboradores. 

Écrit par Simon Mawas
Le 15 septiembre 2021