<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=709369395893864&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Coaching et formation

¿Qué es el coaching y cuáles son sus beneficios?

Qu’est-ce que le coaching : les bienfaits du coaching
Blog > Coaching et formation > ¿Qué es el coaching y cuáles son sus beneficios?

El coaching profesional es una práctica de acompañamiento formalizado y personalizado que se extiende a lo largo de varias sesiones. Pone a un coach y a un coachee cara a cara, trabajando juntos en un eje de desarrollo o en la resolución de un problema profesional. El objetivo es que el coachee alcance un mejor nivel de equilibrio, rendimiento y conocimiento de sí mismo y de los demás.

El coaching profesional es un proceso que forma parte del plan de desarrollo dentro de la empresa.


Se trata de un lugar y un momento de acompañamiento y apoyo, proceso propuesto o prescrito por la empresa. El coaching ofrece un espacio de reflexión a los colaboradores atrapados en el flujo constante de sus actividades, a menudo aislados por esta misma presión.


La primera generación de coaches profesionales desarrolló el concepto y sus principios a finales del siglo XX. Con el fin de evaluar las competencias y acompañar al coachee en una evolución profunda y duradera de su comportamiento profesional. A través del tripartito (reunión entre el coach, el coachee y su jefe), al principio y al final del proceso, y, luego de las ocho a diez sesiones que se pueden repartir entre seis y doce meses, el comportamiento del coachee y su relación con la empresa son el centro del coaching. Este tipo de coaching se adapta a situaciones complejas de resolución de problemas que se desarrollan en el centro de la triangulación entre el empleado, el directivo y la empresa, en la que el coach refleja estos procesos.


Las nuevas tecnologías, las fusiones y adquisiciones, la transformación, el mundo VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo), la asunción frecuente de responsabilidades, la agilidad, la innovación, sin olvidar las dificultades de las relaciones cotidianas, los ejecutivos, los directivos y los colaboradores se enfrentan cada vez más a situaciones nuevas y singulares para las que no están preparados ni formados. Estas situaciones requieren competencias específicas (liderazgo, habilidades interpersonales, pensamiento estratégico) y también una reacción rápida y ágil que los métodos de formación corporativa o de coaching "clásico" por sí solos ya no pueden tener en cuenta.


El coaching puntual es un proceso de coaching "a la carta", voluntario, rápido de poner en marcha y breve. Las dos o cuatro sesiones duran una hora, lo que permite acompañar al coachee en cuanto aparece una nueva situación. Siguiendo el ejemplo de la medicina china, se trata de un coaching preventivo más que curativo, lo que permite identificar y poner en práctica soluciones en cuanto aparecen las primeras dificultades.


Por su enfoque, el coaching puntual es el que más posibilidades tiene de hacer aflorar las soluciones y, por lo tanto, las competencias que están en el centro de la relación resultante de las transformaciones en el mundo del trabajo. Estas habilidades no suelen ser innatas y apenas se han utilizado hasta ahora. Por lo tanto, es necesario actualizarlas, perfeccionarlas y, en algunos casos, mejorarlas.


El coaching cara a cara, el coaching puntual, el coaching a distancia, el coaching de equipo, el coaching organizativo. Todos estos enfoques se basan en la premisa de que la persona que recibe el coaching tiene los recursos y el potencial para resolver una situación, y el coach le permite sacarlos a la superficie, estructurarlos y expresarlos.


El coaching se diferencia de la formación clásica porque no es la transmisión de herramientas, es la aparición de nuevas soluciones. El coaching no es un consejo porque el coachee tiene o puede desarrollar los recursos para prever soluciones.


El coach no tiene ninguna intención para su cliente, simplemente es un espejo, una perspectiva, un transeúnte, un interrogador. A través de su intervención, permite al cliente percibir una situación con una perspectiva diferente, prever otro camino, otras pistas. Citando a Proust, que decía: "El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos".


El coaching permite progresar en las habilidades relacionales, conductuales y situacionales.


Los beneficios citados a menudo se dividen en tres áreas distintas:


  • Beneficio cognitivo: los coachees dicen apreciar la mejora de su capacidad de análisis, su habilidad para dar un paso atrás, para redefinir sus puntos de referencia y sus objetivos, para medir la diferencia entre la realidad y su representación.
  • Beneficio profesional: los coachees notaron que el coaching había desarrollado o reactivado sus habilidades relacionales. Más reactividad, autonomía, delegación, consideración del elemento humano en sus decisiones, mejor gestión del tiempo y un mayor sentimiento de reconocimiento.
  • Beneficios psicológicos: gestión del estrés, confianza en sí mismo, reducción de la ansiedad. El coaching es también un proceso de desarrollo personal que ayuda a resistir la presión, la urgencia y las prioridades contradictorias que tienden a someter al individuo a la dictadura del momento.
Écrit par Catherine Snyers Bresolin
Le 16 septiembre 2021